Seguridad contra incendios en gasolineras

Sin duda, el riesgo más importante de una gasolinera es la posibilidad de incendio en sus instalaciones. Por eso, en la prevención contra incendios desde PROINSE proponemos un plan que minimice los riesgos.

Los combustibles que encontramos en las gasolineras suponen un riesgo no solo de incendio sino también de explosión debido a los vapores que encontramos en estos establecimientos. Además, las explosiones pueden alcanzar grandes distancias ya que la densidad de dichos vapores es mayor que la del propio aire.

Por este motivo, las gasolineras tienen que cumplir una serie de normas que garanticen la seguridad de los usuarios, los trabajadores y de la propia estación de servicios.

Es un requisito fundamental que los empleados estén formados, de esta manera, podrán actuar con rapidez en cualquier incidente así como podrán evitar cualquier situación de riesgo. En PROINSE, apostamos por los cursos de prevención como una de las medidas más eficaces en el desarrollo de la actividad de un negocio donde se manejen sustancias con alto grado de peligrosidad.

Por otro lado, la seguridad también parte de reconocer las zonas más peligrosas. En el caso de las gasolineras se trata de los lugares donde se concentran los vapores y gases inflamables y por otro lado, de las zonas donde los gases, vapores o líquidos que están confinados en recipientes, pueden escapar a través de una abertura o mal funcionamiento del equipo.

Si hablamos de los sistemas de protección contra incendios en gasolineras destacaríamos el sistema de detección y extinción de la zona de repostaje mediante la descarga automática de espuma y por supuesto, disponer de un depósito de espuma para aquellos casos en los que sean necesarias grandes cantidades de agente espumógeno extintor.

En PROINSE apostamos por la formación así como de un plan de prevención de incendios que salvaguarde la integridad del negocio así como de los usuarios y trabajadores.
Ideamos el plan que se ajuste a las necesidades.